Supermercados y retail.

Sin residuos.

El Cliente se lleva el envase completo, de modo que no se generan residuos, ni es necesario almacenar ni manipular ni esterilizar las cajas vacías; tampoco son necesarios envases secundarios como bolsas de plásticos, papel, etc.

Facilidades en tienda.

El envase y el producto son una unidad de venta por lo que no requiere etiquetados o pesajes. No hay un sobrecoste por reposición en lineal, ni sobrecostes por manipulaciones derivadas.

retail Placeholder
retail